Las cerraduras más recomendables para tu hogar

Para escoger la cerradura adecuada, lo primero es acertar con una buena puerta y, a su vez, con un fuerte sistema de seguridad.

Y es que las cerraduras son, demasiadas veces, ese gran olvidado en una vivienda. Damos por hecho que la que tenemos funciona, nos protege y es inaccesible. Pero lo cierto es que los sistemas de protección avanzan, así como las técnicas empleadas por ladrones para catalogar una casa como “de fácil acceso». 

Por ello, a continuación, vamos a hacer un repaso de las nuevas oportunidades para mejorar la seguridad de tu casa:

– Las cerraduras cilíndricas o de perfil europeo: son de las más habituales en los hogares de nuestro continente.

– Las cerraduras embutidas o empotradas: Las más comunes en la parte interior de las puertas de los baños, que suelen funcionar girando su pestaña de un lado al otro.

Perfectas para separar estancias comunes del hogar.

– Cerraduras de sobreponer: Estos mecanismos quedan al descubierto por uno de los lados de la puerta, y el nivel de la protección que te ofrecen depende del material con que estén fabricados.

Su mayor problema es que pueden ser forzadas sin demasiadas complicaciones por la parte que queda visible.  

– Cerraduras tubulares: este tipo de cerradura se acciona por medio de un botón, que al presionar cierra por dentro un aseo privado o público.  

– Cerraduras multipunto: las reinas de la protección hasta ahora, se componen de varios anclajes en lugares diferentes de cada puerta, algo que las hace muy seguras y difíciles de forzar, puesto que, además, obstaculizan a las palancas por su diseño y distribución. Más utilizadas en puertas blindadas y acorazadas.

– Cerraduras electrónicas o digitales: con acceso mediante código alfanumérico, desde una app en tu móvil, por Bluetooth / NFC y, más recientemente, a través de tu huella dactilar.

Además, la biometría aplicada a una cerradura convertirá en breve a tu puerta en un elemento capaz de distinguir si eres una persona con acceso autorizado a través de la identificación del iris de tu ojo, un escáner de retina, el reconocimiento facial o el de voz.

Quebrantar la seguridad de una puerta es mucho más sencillo de lo que parece, por lo cual, y ya existen diversas maneras de evitarlo.

Desde Puertas Ledesma te recomendamos que cuentes siempre con una cerradura de alta calidad.

Protege a tu hogar y a los tuyos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *